La pizza Napolitana Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco

La pizza Napolitana Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), ha declarado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, no solo este plato mundialmente conocido, sino también a la cultura y el arte de elaborarlo con productos tradicionales, de la tierra, y que se transmite de padres a hijos.

Para que algo sea catalogado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad tiene que tener una historia, ser un símbolo de su lugar de origen y de sus gentes, y el arte  del maestro pizzaiolo ( pizzero), el pizzaiolo y el hornero, desempeña un rol esencial en la vida social y en la transmisión entre generaciones, siendo una habilidad culinaria que asocia canciones, sonrisas, técnica y espectáculo.

Origen del arte Napolitano

La tradición de comenzar a aliñar el pan con diversos ingredientes estaba presente en las antiguas culturas romana y etrusca, aunque la llegada del tomate a Europa, en los siglos XVI -XVII cambió la concepción y añadió un nuevo modo de cocinar.

Los napolitanos insisten en que la verdadera pizza surgió en 1889 en honor a la reina de Italia, Margarita de Saboya, y en honor a su bandera  (el verde de la albahaca, el blanco de la mozzarela y el rojo del tomate).

Hay constancia de que las primeras pizzerías aparecieron a finales del siglo XVIII; pero no fue hasta un siglo después cuando traspasaron las fronteras napolitanas.

 

La cultura de una sociedad

La Unesco no suele premiar únicamente la excelencia de un producto gastronómico, sino también el arraigo cultural que tenga, y no cabe duda de que La cultura de la pizza en Nápoles es un rito con alto componente social, donde pizzeros y clientes interactúan constantemente, tradición que forma parte de su día a día;

En Fresco te preparamos la mejor pizza al estilo Napolitano, con los mejores ingredientes y siempre de manera artesanal, con sello fresco.