• sabores invierno

Sabores de invierno: alimentos más recomendados para esta estación

Durante el invierno es importante incrementar el consumo de alimentos propios de esta estación, siendo la mejor forma de aumentar nuestras defensas y fortalecer el sistema inmunológico del organismo. Nuestra dieta en estos meses debe incluir frutas y verduras de temporada, así como legumbres y hortalizas.

Los alimentos de temporada son muy beneficiosos desde un punto de vista nutricional, ya que los consumimos sin que el producto haya sufrido ningún tipo de tratamiento o manipulación para su conservación; disfrutaremos de un mejor sabor y punto de madurez (nivel más óptimo de nutrientes), además contribuiremos a respetar el ciclo natural de producción, lo que conlleva una positiva repercusión en el medio ambiente.

En el invierno, dadas las bajas temperaturas a las que se somete nuestro organismo, debemos de cuidar mucho más nuestra alimentación, aportándole una dosis extra de vitaminas y minerales, aumentando nuestras defensas contra el frío.

Para ello, los nutricionistas nos recomiendan una serie de alimentos muy sanos para consumir durante el invierno; la mejor época para disfrutar de los sabores que nos ofrece la naturaleza.

Frutas

Las Fruta destaca por ser uno de los alimentos que más vitaminas nos aporta; dependiendo de la época del año debemos acentuar el consumo en determinadas frutas.

Las frutas más características del invierno son los cítricos, como las naranjas, las mandarinas y algunas frutas tropicales como los pomelos, frutas con alto porcentaje de vitamina C. Esta vitamina, además de reforzar el sistema inmunitario y prevenir enfermedades (resfriados, gripes, congestiones), favorece la absorción del hierro de los alimentos e interviene en la formación de los huesos, los dientes, las articulaciones y los glóbulos rojos.

Verduras y Hortalizas

Las verduras y hortalizas son una gran fuente de vitaminas y minerales, debiendo estar presentes en cualquier dieta.

El invierno es época de vegetales como las espinacas,  las acelgas y las alcachofas, caracterizadas por contener  gran cantidad de potasio, además de ser muy ricas en vitamina A y B. Todas contienen un porcentaje muy elevado de agua (efecto diurético),  y aportan muy pocas calorías.

Otras verduras y hortalizas muy recomendables para esta época del año son la coliflor, las coles y el  brócoli; estas contienen compuestos de azufre, químico natural con grandes propiedades anticancerígenas.

Hortalizas como la calabaza, la cebolla, el pimiento y  la remolacha también están muy presentes en esta época invernal, cargadas de nutrientes muy beneficiosas para nuestra salud.

Legumbres y frutos secos

Las legumbres son otro de los frutos que debemos introducir en nuestra alimentación, consumiéndolas, al menos, dos veces por semana para mantener una alimentación saludable. Alubias, Lentejas y garbanzos son las más consumidas en Europa, aunque podemos encontrar infinidad de ellas. Las ventajas asociadas con el consumo habitual de legumbres van desde su riqueza en proteínas hasta combatir el sobrepeso, además de ser un gran aliado en la protección de nuestro corazón.

Por otro lado, frutos secos como las nueces, las almendras y las avellanas tienen propiedades muy beneficiosas para el organismo, ya que contienen ácidos grasos omega 3, que reducen los triglicéridos en sangre ( colesterol malo) y aumentan el colesterol bueno. Contienen gran cantidad de minerales (potasio, magnesio, calcio y fósforo) y vitaminas (como la A, el grupo B y E). La mayoría de frutos secos se recolectan en otoño, pero su óptimo mantenimiento hace que no pierdan ninguna de sus propiedades para su consumo en invierno.

En Fresco utilizamos alimentos de temporada, de alta calidad y siempre elaborados de manera artesanal, con sello Fresco.