El origen de San Valentín

El origen del Día de San Valentín, según la mayoría de las fuentes, data del siglo 3 d. C. En Roma vivía  un sacerdote llamado Valentín, que era conocido por las buenas obras que hizo para los enfermos, los ancianos y los pobres.

Un  día Valentín curó a los ciega hijastra de Asterio, entonces gobernador de Roma. Asterio se sintió tan agradecido por este acto que se convirtió al cristianismo y liberó a todos los prisioneros cristianos que tenía encerrados. Para el emperador Claudio II, esto fue razón suficiente para decapitar a Valentín el 14 de febrero en 270 d.C.  Otras fuentes dicen que Valentín fue decapitado porque secretamente casaba a parejas jóvenes, algo que el emperador había prohibido.

Años más tarde Valentín fue declarado santo por la iglesia y el 14 de febrero se convirtió en su día festivo. Este día empezó a celebrarse grandiosamente especialmente en Inglaterra. En esos momentos no era habitual que alguien expresará su amor abiertamente por otra persona, por el cual el 14 de febrero paso a ser la excepción de ello.  A partir de entonces, todo el mundo podía expresar su amor por su ser amado con un regalo, carta o poema.

Está semana celebraremos San Valentín a lo grande en Fresco, ¡estaros atentos para más información!